El Misteri d´Anna

 

Restaurantes

El Misteri d´Anna

Ana María Santoyo, brillante estrella

 
No seria aventurado afirmar que nos encontramos ante uno de los próximos fenómenos culinarios. Ana María Santoyo, joven, resuelta, y con una capacidad creativa sin coto, se desenvuelve en nuevas propuestas y ninguna renuncia entre los ingredientes de su recetario, dando de comer sin ambagajes.
 
Su cocina se muestra y se digiere en el elegante y circunspecto restaurante El Misteri d´Anna, un lugar donde el relajo y el disfrute acompañan a los platos principales, todos. Enclave de encuentros culinarios, ya que entre sus numerosas actividades destacamos la que tiene lugar los terceros sábados de cada mes, Ana María abre su cocina a los clientes y amigos desarrollando talleres culinarios donde todos se meten en harina bajo su batuta.
 
Tomando los entrantes, sorprenden los contrastes de la Ensalada de bogavante con timbal de pato, con un equilibrado relleno de setas y puerros. La Coca de vieiras con suave reducción de tomate, un exquisito homenaje a las tortadas de pan con tomate y salazón tan típicas del Levante español. Y si lo que queremos es sorprendernos: el Bombón de gamba.
 
Sus arroces
Dada la maestría alcanzada en el cocinado de los arroces, Ana María organiza todos los meses un encuentro entorno a esta díscola gramínea. Los formalismos tradicionales a la hora del cocinado del arroz se respetan por imperecederos pero la agradable sorpresa son los alimentos con los que se acompañan. ¿Saben con que se atrevió a sorprenderme? Con un difícil de encontrar Arroz con espardenyes y ajos tiernos, la más alta expresión de la cocina marinera del arroz. A destacar el Arroz cremoso de conejo en dos texturas o el Arroz al horno de patitas de ternera. Buena oferta de pescados de la barca y entre las carnes a destacar una Presa ibérica al aceite ahumado con carbón.
 
En los postres me impresiona un Fondant de almendra con esponjoso de higos y Amaretto, aunque ya se sabe, el chocolate manda y entonces se presentan las Texturas de chocolate, un inmejorable brownie sostiene un serio andamiaje de variadísimos chocolates.
 
Hay carta de aguas y una seleccionada carta de vinos: no olviden el espumoso de Método Tradicional Tharsys Único, confeccionado en su totalidad con uvas de la valenciana variedad bobal o el Montcabrer IV un buen caldo a base de cabernet.
 
Subrayado y mayúsculas, ya que parece que Ana María es una cocinera vocacional de sólida preparación teórica. Una buena cocina de autor con un toque tradicional inexcusable.
 

TAGS RELACIONADOS