lasprovincias.es
 


tormenta
Hoy 17 / 21 || Mañana 16 / 23 |
más información sobre el tiempo

Historias del vodka

 

Vinos y Licores

Historias del vodka

Son muchos los relatos y anécdotas en torno al aguardiente tradicional de los países del este y del norte de Europa que continúa su expansión por todo el orbe

El o la vodka, se admiten las dos acepciones, es un aguardiente transparente, incoloro e inodoro fundamentalmente que se prepara generalmente por la fermentación de cereales y su posterior destilación, tradicionalmente de granos de centeno y trigo. A excepción de cantidades insignificantes de otros ingredientes, el vodka contiene agua y etanol. La parte de alcohol que lo compone varía entre un 35 y un 70 por ciento de su volumen y se toma el 40%, como su proporción idónea. El vodka tuvo el honor de recibir un estudio científico en tiempos de la Ilustración, cuando el naturalista sueco Karl Lineo escribió “El vodka en las manos del filósofo, médico y villano, redacción curiosa y útil para cada persona” tras haber probado el vodka que le regaló Catalina II de Rusia.

El origen del vodka y de su nombre se pierde en las brumas de la Edad Media, vamos, que no está muy claro. El médico valenciano Arnau de Vilanova da a conocer a occidente la técnica de la destilación a finales del Medioevo y son los científicos centroeuropeos los que propagan su uso para fines medicinales transmutándose con el tiempo en usos más comunes, fundamentalmente para la transformación y perfeccionamiento de las bebidas fermentadas. Lo que no cabe duda, es que el vodka como tal adquirió solar patrio en Polonia y Rusia por su popularidad y a corta distancia sucedió lo mismo en los países Escandinavos. En todos estos territorios el vodka tuvo su historia, pero vale la pena contar los avatares que sufrió en Rusia por su importancia.
El vodka en Rusia

En los primeros tiempos, la producción rusa del vodka era artesanal, poseía poca consistencia y una calidad bastante mejorable. Sin embargo, su elaboración resultaba muy barata, por lo cual, el gobierno de Iván el Temible proclamó su fabricación como monopolio del estado y su destilación se hizo inicialmente sólo en Moscú. Más tarde, en los tiempos de Pedro el Grande, se permitió a la nobleza la preparación del vodka, lo que significó un enorme salto en la calidad y en su pureza. Sin embargo, sería el químico ruso Dimitri Mendeleiev, quien estableció que la proporción ideal de agua y alcohol para el vodka era de 40°, y que por abajo o por encima de este nivel, el vodka perdía propiedades digestivas y saludables para su consumo. En aquel tiempo el vodka se vendía a peso, no a volumen como ahora, lo que excluía la falsificación. El cubo de vodka debía pesar 30 libras, si pesaba más es que había agua añadida. En 1894 el gobierno de Rusia certificó el vodka “mendeleyevskaya” que recibió el nombre de “Moskovskaya Especial”. El establecimiento de este nivel óptimo marcaría la diferencia entre el vodka y las demás bebidas fuertes europeas.

Las costumbres para beberlo difieren según su lugar de consumo. En los países bálticos y de Europa oriental, la bebida es tomada sola y sin mezclar, sirviéndose en vasos bien fríos y acompañada a menudo de comida. En los países occidentales, es utilizada principalmente en combinados, aunque el actual auge de los llamados vodkas "premium" hace que cada vez sea más frecuente consumir vodka solo. Hoy en día, el vodka es consumido en todo el mundo destacando Rusia, Polonia, Ucrania, los EE.UU, Suecia o Finlandia. Como curiosidad, es la bebida nacional de El Salvador, en el corazón de Centroamérica.
 

TAGS RELACIONADOS